Los apellidos en la Hispanidad, una visión general

Entre otros muchos datos estadísticos, el portal Forebears.io proporciona información sobre cuáles son los apellidos más comunes en el mundo. Los apellidos son los nombres antroponímicos de cada familia que se usan para distinguir a las personas.  Los hay que derivan de un oficio −esto se generalizó en la Edad Media europea cuando las profesiones eran hereditarias− otros proceden de un lugar geográfico −como Da Silva, el apellido más extendido en Brasil y en Portugal−  y hay otros, en cambio, que hacen referencia a una característica personal.

Dejando de lado zonas geográficas más lejanas, y tras esa cita a Brasil y Portugal, trataremos de presentar una síntesis sobre los apellidos más frecuentes en España e Hispanoamérica.  Se trata de los apellidos que corresponden al nombre de persona al que se le añade un sufijo que indica procedencia, que en el caso del idioma español es -ez; por ejemplo, Rodríguez, el hijo de Rodrigo. Tradicionalmente el primer apellido se recibe por línea paterna; aunque la legislación revolucionaria pretende introducir alteraciones, como puede leerse en el artículo publicado por el Círculo Tradicionalista Gaspar de Rodas en La Esperanza con el título «De apellidos y feminismo».

En las imágenes pueden verse los apellidos más comunes en cada país y cómo se corresponden los diferentes colores a cada continente, según su origen. Rojo, para el nombre patronímico; amarillo, relacionado con la profesión; turquesa, si está relacionado con ciertas propiedades físicas; violeta, para los geográficos; azul oscuro, para las costumbres; y rosa, por el nombre de un lugar determinado o de un objeto o animal de ese lugar.

En el caso de España, el apellido más numeroso se trata de García. Según el Instituto Nacional de Estadística, 1.464.633 personas utilizan este apellido. Seguido de Rodríguez, con 925.137 y González, con 924.594.

En Centroamérica, en Méjico, El Salvador y Honduras destaca sobre todos el apellido Hernández que es de origen español, derivado de Fernández, que a su vez proviene del germánico «frið», que significa «paz».  

Rodríguez, el apellido más común en Cuba, República Dominicana, Panamá y las Bahamas, también es muy común en los Estados Unidos.

La mayor parte de América del Sur también utiliza apellidos de origen español. González es el apellido más común en Argentina, Chile, Paraguay y Venezuela. Es un patronímico del nombre español Gonzalo, que originalmente proviene del germánico «gunþ», que significa «batalla». En Perú la situación cambia puesto que allí el apellido más común tiene raíces indígenas. Se estima que uno de cada 55 peruanos comparte el apellido aimara Quispe, que deriva del aimara «qhispi», que significa «vidrio» o «piedra preciosa». En Bolivia el Mamani es el más numeroso y también de origen prehispánico; se trata de un ave andina con gran capacidad de vuelo.

Tampoco podemos olvidarnos de mencionar en este resumen a Filipinas donde el apellido más extendido a día de hoy es de raigambre hispánica y católica: De la Cruz, seguido no muy de lejos por García.

Agencia FARO.