Otra sentencia nefasta de la Corte Constitucional de Ecuador

Edificio principal de la Corte constitucional ubicado en Quito, Ecuador. Foto El Comercio

La corte constitucional del Ecuador ha declarado mediante una sentencia, la «constitucionalidad aditiva de la norma consultada con el fin de que en esta se reconozca que los adolescentes a partir de los 14 años tienen la capacidad de consentir una relación sexual y que la evaluación del consentimiento es relevante para establecer si existe una conducta que debe ser penalmente sancionable o es el resultado de la evolución de las facultades de los adolescentes para ejercer sus derechos».

Esta decisión de 23 de diciembre tiene su origen varias semanas atrás cuando planteó la consulta un fiscal de Quito que investigaba una denuncia que un hombre presentó en contra de un adolescente de 17 años por el presunto delito de violación de su hija de 14.

El fiscal le pidió a la Corte que determinara la constitucionalidad del artículo 175 del COIP, numeral 5 que señala: «En los delitos sexuales, el consentimiento dado por la víctima menor de 18 años de edad es irrelevante».

La mencionada Corte decidió que ese artículo es incompatible con los derechos de los adolescentes debido a lo que en terminología liberal se llama el «libre desarrollo de su personalidad».

La Corte expresamente restringe el ámbito de ese artículo 175 a partir de esta resolución únicamente a los adolescentes menores de 14 años pues el artículo 171 del COIP incluye como presupuesto de hecho del delito violación que «la víctima sea menor de catorce años».

Este fallo ha causado una gran preocupación y perplejidad a la mayoría del pueblo ecuatoriano, ya que es arbitrario y nefasto, al pretender normalizar las relaciones sexuales en el caso de los menores de edad. Curiosamente algunos sectores progresistas aplauden esta decisión, que proviene de la misma Corte Constitucional que aprobó mediante 7 votos en favor y 2 en contra la despenalización del aborto en abril del presente año.    

 

Agencia FARO, Ecuador.